Arte, pintura, cerezas, y mis paranoias mentales y tonterias varias

con tan sólo un día para vivir

Con tan sólo un día para mí. Cada siete días, tengo un sólo día. La normalidad y la rutina me absorben y me consumen, se roban mis colores, suena el vals y tal vez soy un poco más yo: un poco más de mi caos mental, un poco más de mi y el teclado vuelve a fluir. Amelie, lo sigo pensando pero está esa parte de normal en mi que me hace pensar que no debo decir que mi dimensión no es está de aquí y ahora. Estoy al otro lado del espejo, señor conejo: al otro lado del espejo.

Mi escencia, la del pez, viene de la celulosa, y podría ser un personaje de una película de lavodnas y las cosas rosas y girasoles que van a crecer en mi jardín. Planes y planes y cosas y mi rutina que no me deja vivir.

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhgggg!! esas ganas de gritar que me consumen y me dejan muda sin respirar. este caos que extraño y necesito para poder respirar. My bigbang mind, need to be back on track, pero el tiempo me deja sin energía ni ganas de hacer nada.

Nada. nada solo quiero tener ganas de hacer algo más que nada. tiempo ven a mí y déjame vivir para mí.

el mar está aquí. lo veo desde mi ventana y me da un suspiro. no me hace falta paz solo mis alas de colibrí, revoloteando a mil. La música ayuda, normal: está en mí. y hoy que tengo que hacer todo, todo. solo quiero el día para mí.

lo siento rutina, lo siento realidad pero hoy tengo que pintar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s