Arte, pintura, cerezas, y mis paranoias mentales y tonterias varias

Mis paranoias mentales y tonterias varias...

Cosas de arte, cosas de libros, cosas de cerezas, tonterias varias, en inglés, en español y algo de francés, Dadá, surrealismo y cosas mias, cosas sin sentido, un poquito de caos y una cesta llena de cerezas.

Más reciente

con tan sólo un día para vivir

Con tan sólo un día para mí. Cada siete días, tengo un sólo día. La normalidad y la rutina me absorben y me consumen, se roban mis colores, suena el vals y tal vez soy un poco más yo: un poco más de mi caos mental, un poco más de mi y el teclado vuelve a fluir. Amelie, lo sigo pensando pero está esa parte de normal en mi que me hace pensar que no debo decir que mi dimensión no es está de aquí y ahora. Estoy al otro lado del espejo, señor conejo: al otro lado del espejo.

Mi escencia, la del pez, viene de la celulosa, y podría ser un personaje de una película de lavodnas y las cosas rosas y girasoles que van a crecer en mi jardín. Planes y planes y cosas y mi rutina que no me deja vivir.

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhgggg!! esas ganas de gritar que me consumen y me dejan muda sin respirar. este caos que extraño y necesito para poder respirar. My bigbang mind, need to be back on track, pero el tiempo me deja sin energía ni ganas de hacer nada.

Nada. nada solo quiero tener ganas de hacer algo más que nada. tiempo ven a mí y déjame vivir para mí.

el mar está aquí. lo veo desde mi ventana y me da un suspiro. no me hace falta paz solo mis alas de colibrí, revoloteando a mil. La música ayuda, normal: está en mí. y hoy que tengo que hacer todo, todo. solo quiero el día para mí.

lo siento rutina, lo siento realidad pero hoy tengo que pintar.

Dorothy vs Alicia

– Porque Dorothy? Cómo no eres más de Alicia?

– nose, era siempre una aventura, iba siempre recogiendo a sus amigos a solucionar sus problemas y el espantapajaros era muy gracioso! Es más divertida!

-Dorothy tenía más complejo de madre psicologica, en cambio Alicia iba a su bola y el sombrero mola más que el espantapajaros! e espantapájaros era muy llorón!

-Porque era muy miedoso, ¡qué le vamos a hacer!

– Pues por eso mismo, que rollo!! Yo quisiera ser el gato risón

-Alicia solo tenia que ir por el campo hablando con las flores, que miedo iba a tener!

– Pues siii!!! como qué no! y que le corten la cabeza que?… Sabes quien le gana a las dos?

-Quién?

– Mary Poppins!!!!

-Siiii!!! Supercalifragilisticoespialidoso esa es la jefa!!!! Me hubiera gustado tenerla de niñera!!!

-jajajaa para que te recogiera todos los juguetes!!! A mi me gusta más meterme en los cuadros!

De pajaras congeladas y trabajos sin sentidos

– sería sin sentidos o sin sentido?

– no se lo que me quieres decir.

– Pues eso mismo. Qué te dice?

-eh? nose, estoy pillada hoy.

-…Mmm tendré que hablarlo con la otra pajara.

– Si creo que sí.

-No estas cooperando hoy..

-pues entonces hablo sola.

– Pues estoy hasta el moño hoy, no se para que me he metido en esto!

– te lo dije

– Se me está ocurriendo una cosa: Podríamos ir a comprar un brownie. la vida es muy corta para estar cohibiéndose de las cosas…

– Tienes razón.

Conversación de un martes en la mañana

-Qué haces pájara?

– Aquí limpiando las camisas y ahora a otra cosa mariposa.

– Por cierto, ¿qué ruido hacen las mariposas?

-Ninguno.

– ¿Cómo estás tan segura? Sino eres mariposa, pajarita. Y las pajarracas no hablan el mismo idioma de las mariposas…

– Amm pues nosé, será porque no las escucho hacer ningún ruido.

– Tal vez su sonido es ultrasónico a nivel microscopico.

– Sólo las escuchan los perros, que tienen un oído ultrafino (microscopico también).

– y cuando ladran les responden… mmm.. eso tiene sentido, la verdad.

-Si, totalmente.

– Esto parece un diálogo de besugos

– será porque lo somos?

– En todo caso, besugas.

– Querrás decir besuguitas, más no berruguitas.

– Quieres ir ya a preparar la comida?

– Voy.

Por fin en Macondo

Acrílico sobre madera. 150 x 50 cms

Acrílico sobre madera. 150 x 50 cms

Me crié en Macondo, esa es la realidad de todos los que hemos vivido, nacido o crecido en la costa. Mi Macondo lleno de colores, de mariposas, de mar y de sal. La Cantera y las historias de Abuelín y Maso en Arenal. La bahía de Manga… Bañarse en un aguacero y el maní caliente (¡a veinte!), el Pastelillo y los atardeceres desde la muralla, amanecer en la playa, Cholón, el lorito real, las cocadas y las alegrías, el mango verde y el raspao del chino, el día de las velitas, las chispitas mariposa, las iguanas, los mangos, los nísperos, el limón mandarina, la papaya y el caballito; el calor, las veraneras, las arepitas de anís y una flor de cien años que tuve de regalo.

No es sólo un homenaje a Gabo, es la nostalgia de mi tierra, que con cada año que paso por fuera se torna más mágica… Al fin y al cabo es Macondo.

Mientras escribo estas palabras se me encoge el corazón por desprenderme de un trocito de mi, al que espero decirle adios en breve y sea el inicio de mi nueva etapa.

Primero fue una idea, muchos años después volví a leer Cien Años de Soledad. Luego, murió Gabo, muchas vueltas y vueltas, pintar y repintar, un boceto y otro.. notas y apuntes hasta que reencontré el camino para llegar a Macondo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Leer el resto de esta página »

A %d blogueros les gusta esto: